Las probabilidades de rotura de preservativo son escasas porque antes de su comercialización han superado todos los controles de calidad y resistencia.

La rotura del condón se debe, la mayoría de las veces, a su uso inadecuado y cuando esto ocurre, aunque “no siempre pasa algo”, es conveniente, una vez comprobada su rotura o cuando hay fugas de semen, tomar las medidas oportunas cuanto antes para evitar riesgos de embarazo no deseado y de contagio de una ITS.

Para evitar el riesgo de un embarazo no deseado

Tomar la píldora poscoital dentro de las 72 horas posteriores a la relación coital,  la eficacia es mayor si se utiliza cuanto antes y disminuye a medida que transcurre el tiempo.

Es eficaz únicamente  antes de la implantación del óvulo fecundado en el endometrio, hay que tener en cuenta que sólo cubre esa relación y no al 100%,  por lo tanto, no sirve  si el embarazo ocurrió en una relación anterior o posterior a la toma de este tratamiento postcoital. Es un método preventivo, no abortivo.

Esta “pastilla de emergencia”, está disponible en farmacia, sin receta médica.

Para evitar el riesgo de  contraer una ITS/ETS

En primer lugar, lavar la zona íntima para eliminar residuos de semen o fluidos.

Si se trata de una relación de riesgo, acudir cuanto antes a un centro médico para que puedan facilitar, de ser necesario, el tratamiento adecuado para reducir el riesgo de contagio de una infección de transmisión sexual.

En el caso  de VIH, el riesgo de transmisión tras las 72 horas  es mayor si quien tiene VIH no está en tratamiento  y puede ser necesario una profilaxis postexposición (PEP).

Ante las dudas, se pueden realizar pruebas de detección de ITS en los 15 días posteriores a la rotura del condón.

Es importante asegurarse que el condón no esté roto y que se encuentra en buen estado al retirar el pene tras la penetración, y aunque cuando hay una rotura, la mayoría se dan cuenta en el momento porque notan un cambio de sensaciones, no siempre es así, por lo que se recomienda revisar el condón después de retirarlo para comprobar que el preservativo no tiene ningún escape  y que las secreciones se acumulan en la punta del condón .

Para los/as que piensan que una rotura de condón puede pasar desapercibida por ser en forma de orificios superdiminutos o microdesgarros, la rotura suele ser siempre evidente a simple vista, pero ante la duda, anudar con cuidado el condón para comprobar si se ha roto o no.

El preservativo debe adaptarse a la anatomía, ni muy justo ni muy suelto para evitar que se rompa o se salga. Colocar el preservativo de forma adecuada, retirarlo cuando finaliza la eyaculación y seguir las instrucciones que se detallan en el prospecto es clave para reducir las posibilidades de un embarazo o el contagio de una ITS/ETS por una rotura de preservativo durante una relación sexual.

 

Consulta en Clínica Buenavista con nuestros/ as especialistas

Oviedo: 985244263
León: 987220205
#clinicabuenavista
#Oviedo #Gijón #León
#clínica #ginecoestética
#ginecología #laserCO2
#urología #obstetricia #aborto
#embarazo #anticoncepción
#ecografía #cirugía #DIU
#cirugíaíntimafemenina #its
#analisisclínicos #psicología
#paternidad #derechossexuales
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =