HPV  Y CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO

El  HPV, VPH  o “Virus del Papiloma Humano” es el nombre para designar a más de 100 tipos  de virus que se transmiten por contacto sexual y al que están  expuestos hasta los/as que sólo han tenido una  única pareja sexual en la vida. Hombres y mujeres pueden contraer el virus y contagiarlo sin saberlo y sin  síntomas de la infección.

Tener VPH no significa que vaya a desarrollarse una lesión, la mayor parte de las infecciones  desaparecen por sí mismas sin causar ningún síntoma o efectos sobre la salud.

El VPH se divide en dos grupos principales:

 

VPH DE BAJO RIESGO.

Se les llama “virus de bajo riesgo” porque normalmente se asocian  a lesiones benignas  y no se convierten en cáncer.

El VPH puede manifestarse con la aparición de verrugas en el área genital principalmente, estas pueden aparecer también en la zona anal o incluso en la cavidad oral.

Las verrugas genitales visibles  o condilomas pueden ser eliminadas o tratadas mediante distintos tratamientos .En Clínica Buenavista, hemos comprobado  que el tratamiento  más efectivo  es la destrucción de las lesiones a través de láser CO2, porque permite en una única sesión: vaporizar y eliminar las verrugas por completo,  de forma precisa e inmediata  y sin afectar al tejido colindante. Buenos resultados en pacientes hombres y mujeres con gran número  de sesiones y/o extensa zona afectada y que no han respondido a otros tratamientos.

 

VPH DE ALTO RIESGO

Se les llama “virus de alto riesgo” porque pueden causar lesiones que deriven en distintos tipos de cáncer, el más frecuente: el cáncer de cuello de útero, tumor originado a partir de una transformación maligna de sus células.

En la mayoría de los casos de cáncer de cuello de útero y de sus lesiones precursoras se detecta la presencia del VPH, aunque no todas las infecciones por VPH producirán un cáncer.

La prueba de Papanicolaou es un análisis citológico que se realiza en las revisiones ginecólogas rutinarias para detectar cambios celulares anormales en el cuello uterino, causados por la infección con el VPH, y que podrían causar cáncer cervical  si no se tratan a tiempo.

Las vacunas, cuando se administran antes de adquirir el VPH, pueden ayudar a proteger contra las cepas del VPH que tienen mayor probabilidad de causar verrugas genitales o cáncer de cuello uterino.

No hay forma de eliminar una infección por VPH, pero si se pueden tratar las lesiones precancerosas para prevenir el desarrollo del cáncer y se pueden eliminar las verrugas genitales provocadas por el VPH.

Los  controles ginecológicos  periódicos con citología salvan vidas.

 

Solicita más información sin compromiso en:

Oviedo: 985244263
León: 987220205
#clinicabuenavistasirona
 #Oviedo #Gijón #León
 #clínica #ginecoestérica
 #ginecología #laserCO2
 #urología #obstetricia #aborto
 #embarazo #anticoncepción
 #ecografía #cirugía #DIU
 #cirugíaíntimafemenina #its
 #analisisclínicos #psicología
 #paternidad #derechossexuales
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =