Las diferentes opciones de anticoncepción de urgencia disponibles en España actúan inhibiendo o retrasando la ovulación pero acetato de ulipistral es más eficaz entre las 0-72 horas siguientes al coito y también en las primeras 24 horas
Esta es una de las conclusiones del estudio “Percepción de la mujer sobre la píldora anticonceptiva de urgencia”, el primero que ha preguntado a las mujeres por este método Leer más

Por Carina StorrsReportero de Healthday

LUNES, 26 de noviembre (HealthDay News) — Los médicos deben informar a sus pacientes adolescentes sobre la anticoncepción de emergencia, como Plan B, y darles una receta para el mismo si son sexualmente activos, según una nueva declaración de política de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP). Leer más

Por CRISTIAN VÁZQUEZ

Anticonceptivos hormonales y gestación no están reñidos, una vez que se dejan de consumir. En este artículo se concreta acerca de la píldora anticonceptiva, que, como aseguran los expertos, no dificulta el embarazo tras su abandono; una información que contradice algunas de las creencias frecuentes, que relacionan su uso con una reducción de la fertilidad, después de dejar de tomarla. También existen otras falsas creencias sobre este método, como que “engorda” o “es perjudicial”, y que explican el bajo consumo de la píldora en España: no llega al 17%, muy lejos del 40% de Francia o del 50% de Portugal.

La píldora anticonceptiva no dificulta el embarazo tras su abandono

¿Es más complicado quedarse embarazada para una mujer que haya tomado la píldora anticonceptiva? Entre las dudas que la píldora genera, una de las más importantes tiene que ver con sus consecuencias sobre la fertilidad de la mujer¿Disminuye? La respuesta es simple, afirman los expertos: no.

Entre las mujeres que consumieron la píldora existe la misma cantidad de embarazos al cabo de seis meses o un año

Cuando la mujer deja de tomar la píldora anticonceptiva, las posibilidades de embarazo no tardan en volver a su estado natural. “La fertilidad se restablece muy rápido y, al cabo de seis meses o un año, las mujeres que consumieron la píldora tienen la misma cantidad de embarazos que las que no la han utilizado nunca”, asegura Ezequiel Pérez Campos, miembro de la Fundación Española de Contracepción y jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General de Requena, Valencia.

Anticonceptivos hormonales y gestación

El uso de la píldora como método anticonceptivo no hace el embarazo más complicado, tras su abandono. Lo mismo ocurre con la mayoría de los demás métodos hormonales de prevención del embarazo.

La excepción es la inyección de progestágeno, que se aplica de forma trimestral. En este caso, la función ovárica normal puede tardar algo más normalizarse, en torno a cerca de un año, aunque en ocasiones, se restablece antes.

Por lo demás, “las pautas que deben seguir las mujeres que hayan tomando la píldora para lograr el embarazo son las mismas que las indicadas para el resto”, explica Pérez Campos, quien además presidió la Sociedad Española de Contracepción. Esas líneas generales incluyen una consulta previa a la gestación para controlar su estado de salud general, una dieta saludable y “complementos de ácido fólico y yodo, que mejoran el resultado gestacional y evitan la aparición de algunos problemas en el feto”, añade.

Otras falsas creencias sobre la píldora anticonceptiva

Las creencias erróneas acerca de los efectos de la píldora no se limitan a la fertilidad y sus supuestos posibles problemas en embarazos posteriores. Según la encuesta del Equipo Daphne (grupo de expertos en ginecología) realizada en 2011, entre las razones más frecuentes que las mujeres esgrimen para no tomar la píldora, se encuentran el “temor a efectos secundarios” (26%), “tiene hormonas” (11%) y “engorda” (8%). Falsas creencias, según explican estos expertos: “Esto algo que no se puede asociar a las píldoras actuales”.

Las conclusiones del trabajo señalan, por el contrario, que la píldora es “uno de los métodos hormonales que más ha evolucionado y está entre los que más valoran las usuarias encuestadas”. Estos doctores atribuyen la vigencia de estas falsas creencias al alto porcentaje de mujeres que obtienen información a través del entorno social (más del 36%) y no por las vías sanitarias especializadas (solo el 46% lo hace de esta manera). Por eso enfatizan la necesidad de “incidir en la mejora de la información y la educación desde los tramos de edad más jóvenes”.

Bajo consumo de la píldora en España

Solo el 16% de las españolas en edad fértil utilizan la píldora como método anticonceptivo

En España, solo el 16,3% de las mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) utilizan la píldora como método anticonceptivo. A ese resultado llegó la última encuesta -realizada en 2011- por el llamado Equipo Daphne, un grupo de expertos en ginecología. Ese porcentaje significa que unas 1.892.000 mujeres, (del total de 11.605.731 en esa franja de edad) tomaban este anticonceptivo en el momento de la investigación. Esa cifra es muy baja en comparación con otros países de la región, como Francia, donde el número de mujeres que toman la píldora es superior al 40%, o Portugal, donde supera el 50%.

Algunos motivos del bajo consumo en España están relacionados, afirman estos expertos, con los patrones culturales: la píldora se comenzó a comercializar de forma legal en nuestro país en 1978, más de quince años después de gran parte de los países europeos.

El método anticonceptivo más utilizado en España sigue siendo el condón, empleado por el 35,6% de las mujeres. De todos modos, la encuesta también concluye que “se mantiene una alta exposición al riesgo” de embarazos no deseados, dado que una de cada cuatro mujeres no usa ningún método anticonceptivo. Esta cifra ha experimentado un cambio notorio desde la primera edición de la encuesta, en 1997, cuando más de la mitad de las mujeres decía emplear algún procedimiento para prevenir el embarazo.

 

Actualmente la vasectomía es uno de los métodos de esterilización más comunes en los Estados Unidos. Si cambia de opinión acerca de tener hijos luego de haberse realizado una vasectomía, hay dos intervenciones que pueden ayudarlo a tener un hijo con su pareja. Las dos opciones son: revertir la vasectomía o realizar una aspiración de espermatozoides antes de la fertilización in vitro (FIV). Leer más

Patricia Matey | Madrid

Porque se rompen, se deslizan, acaban con la erección o se ponen en el momento inadecuado. Estos son los problemas más comunes que confiesa la población joven a la hora de usar un preservativo.

Aleksandar Stulhofer, de la Universidad de Zagreb (Croacia), en colaboración con Valerio Bácak, de la de Pensilvania (EEUU) han llevado a cabo una investigación que pone sobre la mesa las dificultades frecuentes a la hora de hacer uso de un condón.

“Por debajo de la abstinencia, el uso masculino del preservativo es el método más eficaz para protegerse de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluido el VIH. La mayoría de los estudios que han analizado los factores sexuales riesgo en la población joven se ha centrado en la frecuencia en el uso del preservativo. Otras cuestiones relativas a cómo se utiliza han sido menos indagadas. Sin embargo, no existe ninguna razón para asumir que su empleo reiterado se esté llevando a cabo de la forma correcta para evitar ETS”, detallan los investigadores en ‘Archives of Sexual Behavior’ .

De hecho, los hombres y mujeres jóvenes “se enfrentan a múltiples problemas y posibles errores relacionados con el preservativo, como ponerlo cuando la penetración ya se ha iniciado o perder la erección en el momento de aplicarlo”, detallan.

En la nueva investigación, entre febrero y marzo de 2010, los autores seleccionaron a 1.005 hombres y mujeres de entre 18 y 25 años croatas, de los cuales 679 confesaron haber hecho uso del preservativo en el año anterior.

Los participantes rellenaron varios cuestionarios sobre la frecuencia de su uso, si los empleaban después de haber consumido alcohol, en qué momento de la relación, cómo se sentían con el preservativo y qué problemas se habían encontrado a la hora de utilizarlo, entre otras cuestiones.

“En la línea de investigaciones anteriores, nuestros datos sugieren que no se encontraron muchas diferencias entre hombres y mujeres a la hora de confesar errores con el uso del condón. La diferencia de género sólo se halló en la prevalencia de roturas del preservativo”.

Asimismo, los datos revelan “que aquéllos que habían bebido alcohol o tomado drogas antes de su uso eran los que con más frecuencia anunciaban haber tenido problemas de rasgados”.

Los problemas

En cuanto a las cifras, el estudio revela que un 18% reconoció que el condón se había roto, un 13% que se había deslizado hacia adelante, un 17% destacó haber perdido la erección en el momento de ponérselo mientras que un 34% había hecho uso de él cuando ya había procedido a la penetración.

“Más de la mitad de los jóvenes adultos de este estudio nacional asume haber tenido al menos un error o problema con el uso del preservativo en el último año. Su utilización adecuada es un bien público importante para la salud de todos. Se necesitan investigaciones más detalladas para evaluar la frecuencia de los errores y problemas en el uso del condón, además de establecer las situaciones particulares que conducen a los mismos”, insisten los investigadores.

Defienden, asimismo, que una de las “prioridades de las administraciones sanitarias para la protección de la salud sexual y reproductiva de los jóvenes debe ser la de educar en la habilidad en el uso de condones, una tarea que está siendo mal atendida”.

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) – Investigadores estadounidenses hallaron un compuesto que finalmente podría conducir al desarrollo de una píldora anticonceptiva para hombres.

En experimentos de laboratorio, ratones macho que recibieron el fármaco se volvieron completamente infértiles durante el tratamiento, dado que producían menos cantidad de espermatozoides, y con menor movilidad.

La medicación, originalmente probada como parte de un proyecto de investigación oncológico más amplio, no afecta el sistema hormonal o el deseo sexual, indicó el jueves el equipo.

“No hay efecto sobre la confianza sexual de los ratones. Los animales exhiben conductas sexuales y una frecuencia de copulación normales”, dijo el doctor James Bradner, del Instituto Oncológico Dana-Farber en Boston, cuyo estudio aparece en la revista Cell.

Además, el efecto es completamente reversible. Una vez que los médicos dejaron de administrarles el fármaco, los ratones pudieron ser padres de crías saludables, sin efectos secundarios aparentes, expresó Bradner.

Los científicos señalan que la investigación es emocionante porque brinda un enfoque único al problema de la anticoncepción masculina, que yace ampliamente en métodos menos confiables como el uso del preservativo, o procedimientos más permanentes como las vasectomía.

El laboratorio de Bradner se especializa en el desarrollo de nuevos fármacos para minar la memoria molecular de las células cancerosas, que les ordena reproducirse.

Esos indicadores de memoria están distribuidos en todo el genoma, el ADN que conforma el código genético de una persona, y Bradner los compara con notas recordatorias que le dan instrucciones a las células.

El equipo estaba experimentando con un compuesto desarrollado en el laboratorio de Bradner llamado JQ1, que originalmente fue sintetizado en el Centro Dana-Farber para bloquear el gen causante de cáncer BRD4.

Los expertos descubrieron que parecía apuntar a una proteína específica de los testículos llamada BRDT, que le enseña a madurar a los espermatozoides.

Bradner dijo que el compuesto no parece hacer daño a las células productoras de semen, aunque éstas olvidan cómo crear espermatozoides maduros mientras están bajo la influencia del medicamento.

Bradner contactó al experto en medicina reproductiva Martin Matzuk, del Baylor College of Medicine y otro de los autores del informe, y su equipo probó el compuesto en ratones.

Lo que hallaron es que los animales comenzaron a producir menos espermatozoides, y que los que generaban eran malos nadadores. Y que el efecto desaparecía al discontinuar el uso del medicamento.

El hallazgo es sorprendente porque pocas medicinas pueden atravesar una barrera que protege a los testículos de las sustancias que flotan cerca de ellos en el torrente sanguíneo.

William Bremner, de la University of Washington en Seattle, quien no participó del estudio, dijo en un comentario que se trata de “gran un nuevo enfoque”, dado que no se ha generado un contraceptivo masculino reversible para los hombres desde el desarrollo del preservativo siglos atrás.

Otros equipos han creado píldoras hormonales efectivas, pero que destruyen el equilibrio hormonal masculino, dijo Bremner.

Bradner informó que su equipo está trabajando para perfeccionar el medicamento para que sólo actúe sobre las células en los testículos, y no sobre las células cancerosas.

Si bien hay muchas pruebas por hacer antes de que pueda ser un fármaco aprobado, los expertos creen que el nuevo enfoque puede ser “completamente trasladado a los hombres, brindando una estrategia novedosa y eficaz para la anticoncepción masculina”.

Reuters Health

El dispositivo se probará en 1.650 mujeres de ocho lugares de África

La falta de recursos amenaza la investigación

Madrid

Anillo vaginal con antiviral para frenar el VIH. / IPM

El primer anillo vaginal con capacidad para frenar la infección por VIH ha llegado a su última fase de ensayos. Auspiciado por IPM (siglas en inglés de Grupo Internacional para los Microbicidas), traslada el modelo de los anillos anticonceptivos, con la diferencia de que en vez de liberar hormonas, secreta un antiviral, que se espera que proteja a las mujeres durante sus relaciones sexuales.

El dispositivo se va a ensayar en seis lugares de Sudáfrica, y otros dos en Ruanda y Malaui. Se probará en 1.650 mujeres que no estén infectadas por el VIH de edades entre 18 y 45 años. El trabajo está previsto que dure dos años. Al final, se comparará qué proporción de mujeres de cada grupo (las que han usado el anillo con antiviral y las que han usado otro sin fármaco) se han infectado. Se considerará un éxito la proporción de casos es un 50% menor entre quienes probaron el anillo.

La idea de desarrollar métodos que protejan del VIH a las mujeres durante las relaciones sexuales es una vieja aspiración de los epidemiólogos. El objetivo es darles una herramienta que dependa solo de ellas, ya que uno de los problemas de otros métodos, como el preservativo masculino, es que tienen que negociar su uso con sus parejas. Además, la duración de las propiedades del anillo es de unas cuatro semanas, por lo que es más fácil de usar y se puede llevar siempre puesto.

El proyecto tiene dos riesgos: el primero y más evidente, que no funcione. El segundo es que la falta de fondos impida completarlo. No es demasiado caro (la organización calcula que le bastarían unos siete millones de dólares, 4,4 millones de euros). Entre los donantes de IPM figuran las fundaciones de Bill y Melinda Gates y la Rockefeller, pero también las agencias de cooperación internacional de Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Bélgica, Noruega, Irlanda, Canadá y Suecia. Y está también la de España, aunque la organización teme que con los recortes la aportación desaparezca.

Dos sociedades médicas, contrarias a volver a exigir receta
Leer más

Robert Preidt
MARTES, 17 de enero (HealthDay News) — Hay más evidencia de que el uso de las pastillas orales anticonceptivas puede ayudar a aliviar los calambres, la inflamación y otros dolores que algunas mujeres experimentan durante el periodo.
Algunas investigaciones anteriores, además de evidencia anecdótica, han sugerido que la píldora podría ayudar a las mujeres con los periodos dolorosos, pero una revisión de 2009 de toda la investigación disponible concluyó que había evidencia limitada para esa conclusión. Leer más