25/05/2010 – 11:47

– Mantienen que “estos casos son una minoría”

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI) defendió hoy la posibilidad de que las mujeres de entre 16 y 18 años que decidan abortar y argumenten que se encuentran en situación de conflicto familiar puedan interrumpir el embarazo sin el consentimiento paterno, ya que la asociación entiende que estos casos “son una minoría y como profesionales hay que admitir esta responsabilidad”.

En declaraciones a Servimedia, la vicepresidenta de ACAI, Francisca García, reconoció que el borrador de reglamento que desarrolla la ley del aborto “nos deja una responsabilidad compartida a los profesionales que, aunque nos cuesta, debemos admitir”, en referencia a la potestad que el texto otorga a los médicos para solicitar informe de un psicólogo o un trabajador social que acredite la vulnerabilidad de la menor en esos casos.

“De todas formas, la experiencia nos ha demostrado que más del 70% de las menores llegan acompañadas por sus padres”, señaló García, por lo que “lo que realmente nos preocupaba eran aquellas jóvenes marginadas, en situación de acogida o que vivían en ambientes desestructurados, a quienes decir en casa que querían abortar podía suponerles un problema de violencia o similar”, subrayó.

Por ello, aplaudió la posibilidad de que “el médico valore esta situación de conflicto y decida al respecto”, y añadió que en el resto de los casos, “que son la mayoría, los requisitos legales parecen suficientes”.

En su opinión, “la ley ya nació con el handicap” de no equiparar el aborto entre las menores de 16 y 17 años al resto de casos de la ley de autonomía personal del paciente, “pero sabemos que es una minoría y, conociendo la realidad, el nuevo desarrollo nos parece bien”, concluyó la vicepresidenta.