Ni ”embarazo geriátrico” ni ”primípara añosa”. Estos son términos médicos que surgieron y en algunos ámbitos se siguen utilizando para etiquetar a la madres mayores de 35 años, términos que no son ingenuos y que estigmatizan a la mujer que se encuentra en esta situación.
 
La edad materna del primer parto se ha incrementado en las últimas décadas en las sociedades occidentales y un porcentaje de mujeres tienen su primer hijo después de los 35 años. Ahora no es excepcional el embarazo tardío ni ser madre “mayor”.
 
La edad óptima, cuando sólo se tienen en cuenta las condiciones fisiológicas y el reloj biológico de la mujer, se sitúa entre los 20 y los 34 años, pero como después del embarazo viene la crianza, y no siempre la situación ideal se corresponde con la realidad, es normal que influyan condicionantes sociales, económicos y personales como la estabilidad económica, la carrera profesional, la pareja… y como resultado se demore el embarazo hasta cuando realmente se desea.
 
Lo cierto es que el límite de edad considerado adecuado para un embarazo ha ido variando con el tiempo y no existe unanimidad al respecto, de lo que no hay duda, es de que las probabilidades de conseguir un embarazo disminuyen con la edad.
 
La gestación en edad avanzada implica un riesgo mayor de desarrollar una patología obstétrica como diabetes gestacional, hipertensión en el embarazo, preeclampsia … así como, se pueden agravar con el embarazo, enfermedades o dolencias presentes antes del embarazo y adquiridas a lo largo de la vida. También, es mayor la tasa de abortos espontáneos y de cesáreas.
 
En cuanto al bebé, es más frecuente retrasos en el crecimiento, nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y un aumento de anomalías cromosómicas.
 
Estos riesgos para la madre y para el bebé están más controlados que nunca y si bien, no hay que tener miedo al embarazo tardío, tampoco se debe trivializar y es necesario realizar una individualización del riesgo materno/fetal y un seguimiento adecuado para un embarazo saludable.
 
Es recomendable para cualquier mujer, pero especialmente en las de mayor edad, antes de planear un embarazo (natural o por técnicas de reproducción), realizar una consulta preconcepcional para evaluar el estado de salud , los riesgos que implica una gestación en edad avanzada y adoptar las medidas preventivas en cada caso.
 
Solicita consulta en Clínica Buenavista:
Oviedo: 985244263
León: 987220205
#clinicabuenavista
#Oviedo #Leon
#covid_19 #coronavirus
#testrapido #testelisa
#clínica #ginecoestética
#ginecología #laserCO2
#urología #obstetricia #IVE
#embarazo #anticoncepción
#ecografía #cirugía #DIU
#cirugíaíntimafemenina
#suelopélvico #fisioterapia