Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO): “Aunque es frecuente recomendar esperar hasta que pase el periodo conocido como ‘cuarentena’, esto variará en función del tipo de parto (si ha sido vaginal o cesárea, si se ha realizado o no la episiotomía o se han producido desgarros) y de la situación de la mujer; si esta se encuentra bien, no hay inconveniente en que inicie las relaciones sexuales antes de ese periodo, aunque en ningún caso las debe mantener hasta que no haya finalizado el sangrado, ya que indica la existencia de heridas en el canal del parto susceptibles de infectarse”.
 
El momento de retomar las relaciones sexuales, si el parto ha sido vaginal, con episiotomía, y tiene un corte con puntos, es posible la existencia de molestias hasta completa cicatrización. La mujer cuyo parto ha sido con cesárea puede tener molestias abdominales durante un tiempo.va a depender del estado de la madre y del sentido común . Es la mujer la que tiene que percibir la normalidad de su aparato genital y las ganas de mantener relaciones sexuales y cuándo reiniciar su vida sexual.
 
Difícil es que la mujer pueda mantener relaciones sexuales coitales sin dolor y sin miedo antes de las 6 semanas cuando no se ha recuperado de los daños obstétricos que supone un parto, la vagina no se ha recuperado del traumatismo, se encuentra irritada y sin lubricación la y siguen las pequeñas hemorragias (loquios) zona perineal sigue lastimada o sensible, la episiotomía o desgarro no han cicatrizado, o en caso de cesárea, tiene molestias en el abdomen.
 
Desde el punto de vista médico, se deben respetar los tiempos y los cuidados indicados, hasta las 4-6 semanas después del parto, no se recomiendan mantener relaciones, es decir hasta finalizado el puerperio para dar tiempo a una recuperación.
El sexo con penetración puede disminuir o posponerse, pero si la mujer se encuentra bien física y emocionalmente ,no tiene que ocurrir lo mismo con otros comportamientos sexuales sin exigencias eróticas, menos centradas en el coito o en los genitales eróticas, prácticas sensuales y afectivas: caricias, juegos, masajes, masturbación, fantasias…
 
Muchas mujeres quieren postergar la actividad sexual, es frecuente en el postparto temprano una disminución del deseo. El organismo materno ha sufrido profundos cambios durante el embarazo y el parto y siguen produciéndose durante la lactancia. Los niveles bajos de estrógenos y los niveles altos de prolactina durante la lactancia se asocian a una disminución de la lubricación vaginal, un adelgazamiento de los tejidos y a la vasocongestión genital, lo que puede disminuir el deseo y dificultar la excitación sexual.
 
Los factores hormonales y el tiempo necesario para la recuperación postpartono son los únicos que explican la disminución o pérdida de interés de la mayoría de las mujeres por las relaciones sexuales después del parto y coincidiendo con la lactancia, porque en este periodo pasan más cosas de naturaleza psico-social, vivencial y relacional: cansancio, la falta de intimidad, una nueva situación de pareja que gestionar, sentimientos y emociones nuevas
 
DATE TU TIEMPO, RECUPÉRATE
 
 
Solicita consulta en Clínica Buenavista:
 
Oviedo: 985244263
León: 987220205
#clinicabuenavista
#Oviedo #Leon
#covid_19 #coronavirus
#testrapido #testelisa
#clínica #ginecoestética
#ginecología #laserCO2
#urología #obstetricia #IVE
#embarazo #anticoncepción
#ecografía #cirugía #DIU
#cirugíaíntimafemenina #itsfriday
#suelopélvico #fisioterapia