Los beneficios, que incluyen unas probabilidades más bajas de contraer enfermedades de transmisión sexual, superan a los riesgos

MARTES, 2 de diciembre de 2014 (HealthDay News) — Las autoridades sanitarias de EE. UU. están preparadas para respaldar la circuncisión como medio de prevenir el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. publicaron el martes sus primeras directrices sobre la circuncisión que recomiendan a los médicos que asesoren a los padres y a los varones no circuncidados sobre los beneficios para la salud de este procedimiento.
Las directrices no son un llamamiento a la circuncisión de todos los varones recién nacidos, dado que se trata de una decisión personal en la que podrían influir las preferencias religiosas y cultural , «las evidencias científicas dejan claro que los beneficios superan a los riesgos»
La circuncisión conlleva la extirpación quirúrgica del prepucio que cubre el Glande , Debajo del prepucio pueden ocultarse y multiplicarse los gérmenes, lo que provoca problemas de higiene.

Los ensayos clínicos, muchos de los cuales se realizaron en África subsahariana, han demostrado que la circuncisión reduce el riesgo de infección con el VIH entre un 50 y un 60 por ciento, . El procedimiento también reduce en un 30 por ciento el riesgo de contraer herpes y el virus del papiloma humano (VPH), dos patógenos que se cree que puedan provocar cáncer de pene. Solo se ha demostrado que la circuncisión previene del VIH y las enfermedades de transmisión sexual en los hombres durante el sexo vaginal. No se ha demostrado que el procedimiento reduzca el riesgo de infección mediante el sexo oral o anal, o que reduzca el riesgo de transmisión del VIH a las mujeres.

La circuncisión sí reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario en los bebés, según las directrices de los CDC.

Los únicos riesgos más habituales asociados con el procedimiento incluyen el sangrado y la infección aunque tienen escasa prevalencia .
No hay duda de que [la circuncisión] confiere beneficios para la salud y no hay duda de que se puede realizar de forma segura, con un riesgo de complicaciones por debajo del 1 por ciento», afirmó el martes la Dra. Susan Blank, presidenta del grupo de trabajo que realizó la declaración de política de la AAP. «Esto es algo que un padre debe hacer para proteger la salud futura de sus hijos».
En la declaración de política, la AAP afirmó que los beneficios para la salud son lo suficientemente grandes como para que la circuncisión de los bebés varones estuviera cubierta por el seguro, lo que aumentaría el acceso a la operación para las familias que decidieran que se realizara, dijo Blank, que también es comisionada asistente de Control y Prevención de ETS del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York.

«El esfuerzo desde el punto de vista de la academia se dirige a que los proveedores realmente hablen con los padres sobre los riesgos y los beneficios, y que den a los padres la información que necesitan para tomar una decisión»

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + uno =