Es una picazón o irritación molesta de la piel de la vagina y en el área circundante (vulva). Dicho prurito puede ocasionar un deseo de rascarse el área afectada.

Causas

Las causas comunes del prurito vaginal son, entre otras:

  • Irritantes químicos: como detergentes y suavizantes de tela, aerosoles femeninos, ungüentos, cremas, duchas y espumas anticonceptivas o gelatinas.
  • Menopausia: la disminución de los niveles de estrógenos provoca resequedad vaginal.
  • Estrés: puede incrementar el prurito vaginal y favorecer las infecciones.
  • Candidiasis vaginal.
  • Vaginitis: es común en las niñas antes de la pubertad. Sin embargo, si una niña pequeña tiene un infección vaginal de transmisión sexual, se debe considerar la posibilidad de abuso sexual y abordarse como tal.

Otras causas posibles pero menos comunes de prurito vaginal abarcan:

  • Enfermedades cutáneas precancerosas de la vulva
  • Oxiuros (una infección parasitaria que afecta especialmente a los niños)

Cuidados en el hogar

Para prevenir y tratar el prurito vaginal se recomienda:

  • Evitar el papel higiénico perfumado o de color y los baños de espuma.
  • Evitar las duchas vaginales y los aerosoles para la higiene femenina.
  • Cambiarse la ropa húmeda, especialmente trajes de baño o ropa para hacer ejercicio, tan pronto como sea posible.
  • Limpiar o lavar el área de adelante hacia atrás (desde la vagina hasta el ano) después de orinar o defecar.
  • Tomar yogur con cultivos vivos o tomar tabletas de lactobacillus acidophilus cuando se están tomando antibióticos. Consulte con el médico.
  • Mantener el área genital limpia y seca, y usar jabones naturales sin perfume.
  • Mantener los niveles de glucemia bajo control en caso de ser diabética.
  • Bajar de peso, en caso de obesidad.
  • Usar ropa interior de algodón o medias veladas con entrepierna de algodón. Evitar la ropa interior fabricada con materiales sintéticos. A los bebés y a los niños que empiezan a caminar se les debe cambiar el pañal frecuentemente.

Si está segura de que tiene una candidiasis vaginal, ensaye con cremas o supositorios vaginales de venta libre. Ver: candidiasis vaginal.

Para el prurito relacionado con la menopausia, el médico puede recomendar crema vaginal con estrógenos u óvulos vaginales. Ver: resequedad vaginal.

Enséñele a los niños a resistirse e informar de cualquier contacto sexual por parte de otra persona. No trate de retirar ningún objeto extraño de la vagina de una niña y llévela inmediatamente al médico para extraerle dicho objeto.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico de inmediato si:

  • Presenta aumento de la sed o del apetito, pérdida de peso inexplicable, micción frecuente o fatiga, ya que éstos pueden ser signos de diabetes.
  • Tiene fiebre y dolor abdominal bajo o pélvico.

Llame al médico si:

  • Tiene ampollas o úlceras en la vagina o la vulva.
  • Presenta ardor con la micción u otros problemas para orinar.
  • Presenta inflamación, sangrado vaginal o flujo poco usuales.
  • La pareja también tiene síntomas o usted sospecha que puede tener una infección de transmisión sexual.
  • Los síntomas empeoran, persisten durante más de 1 semana o reaparecen a pesar de las medidas de cuidados personales.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico examinará a la persona, incluyendo un examen pélvico, y hará preguntas para ayudar a diagnosticar la causa del prurito vaginal. Estas preguntas pueden abarcar:

  • ¿Cuándo comenzó a presentarse el prurito?
  • ¿Se ha presentado antes?
  • ¿El prurito es severo?
  • ¿Limita las actividades?
  • ¿Dónde exactamente se presenta el prurito? ¿En el interior de la vagina o en el área externa de la vagina (vulva) también?
  • ¿Con qué frecuencia se baña en la ducha o en la bañera?
  • ¿Utiliza jabón perfumado, papel higiénico de color o perfumado o baños de espuma?
  • ¿Practica frecuentemente natación o participa en deportes acuáticos? ¿Se cambia la ropa inmediatamente después tales actividades?
  • ¿Usa ropa interior de algodón o de materiales sintéticos?
  • ¿Usa pantalones ajustados o medias veladas apretadas?
  • ¿Usa lavados vaginales o aerosoles de higiene femenina?
  • ¿Es sexualmente activa? ¿Utiliza algún método anticonceptivo? ¿Cuál?
  • ¿Existe algo que la haga sentirse mejor?
  • ¿Existe algo que la haga sentirse peor?
  • ¿Ha ensayado cremas de venta libre? ¿Cuáles?
  • ¿Presenta otros síntomas como sangrado vaginal, inflamación, erupciones o dolor al orinar?
  • ¿Tiene antecedentes personales o familiares de diabetes?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Cómo han sido sus períodos menstruales? ¿Qué edad tenía cuando tuvo su primer período? ¿Con qué frecuencia le llegan sus períodos? ¿Cuánto tiempo duran por lo general?
  • ¿Tiene algún tipo de alergias?

Algunos de los exámenes diagnósticos que se pueden realizar son:

  • Cultivo y examen microscópico del flujo vaginal
  • Citología vaginal
  • Biopsias de piel del área vulvar
  • Análisis de orina y de sangre (incluyendo niveles hormonales)

El médico puede recetar fármacos como:

  • Antibióticos para infecciones vaginales bacterianas, incluyendo enfermedades de transmisión sexual
  • Medicamentos antimicóticos para las candidiasis vaginales
  • Benzodiazepinas o antihistamínicos para el alivio durante la noche
  • Ungüentos que contengan hormonas
  • Cremas o lociones esteroides para reducir la inflamación

Nombres alternativos

Prurito en el área vaginal; Prurito vulvar; Picazón en la vulva

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =