Diecisiete mujeres acusadas de abortar en El Salvador han sido condenadas por homicidio agravado. La mayoría de ellas presentaron pruebas de que la interrupción de su embarazo había sido natural. Pero la justicia no las ha escuchado. El Salvador las ha sentenciado a penas de cárcel de entre 12 y 40 años. Estas sanciones ponen de manifiesto la discriminación que sufren las mujeres en el país y la violación flagrante a sus Derechos Humanos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + veinte =