Los CDC recomiendan que usted lleve a sus hijos —niños y niñas— a vacunarse a los 11 o 12 años para prevenir los cánceres causados por el VPH. Vacune a sus hijos varones.

¿Por qué necesito proteger a mi hijo varón de enfermedades relacionadas con el VPH?

Muchos padres saben que la vacuna contra el VPH protege a las niñas contra el cáncer de cuello uterino. Pero ¿sabía que al vacunar a sus hijos varones también puede protegerlos contra ciertos tipos de cáncer?

VPH es la abreviatura del virus del papiloma humano, un virus común tanto en hombres como mujeres. El VPH puede causar cáncer de ano y de boca o garganta (cáncer orofaríngeo), así como cáncer de pene en los hombres. Cada año, ocurren más de 9000 cánceres relacionados con el VPH en los hombres. Muchos de estos cánceres podrían prevenirse con la vacuna contra el VPH.

Los médicos y los expertos en salud recomiendan una de las vacunas contra el VPH —Gardasil— para los niños varones a los 11 o 12 años. Esta vacuna también puede ayudar a prevenir las verrugas genitales. Es probable que vacunar a los niños varones contra el VPH también sea beneficioso para las niñas al reducir la transmisión de los virus del VPH.

¿Por qué mi hijo necesita esta vacuna a los 11 o 12 años?

Las vacunas contra el VPH brindan la mejor protección a las niñas y niños que reciben las tres dosis y que tienen tiempo para desarrollar una respuesta inmunitaria antes de que comiencen a tener actividad sexual con otra persona. Esto no significa que su hijo o hija preadolescente esté listo para tener relaciones sexuales. De hecho, se trata precisamente de lo contrario. Es importante que su hijo o hija esté protegido antes de que usted o ellos piensen en este asunto. La respuesta inmunitaria a esta vacuna es mejor en los preadolescentes y esto podría significar una mejor protección para su hijo o hija.

Si usted todavía no ha vacunado a sus hijos varones (¡y a sus hijas!), no es demasiado tarde. Pregúntele al pediatra por la vacuna contra el VPH en cualquier cita médica. La serie consiste en 3 inyecciones administradas en un periodo de seis meses. Aproveche cualquier cita médica —como el chequeo anual o los exámenes físicos que se necesitan antes de realizar deportes, ir a campamentos o entrar a la universidad— para preguntarle al doctor por las vacunas que necesitan sus hijos preadolescentes y adolescentes.

¿Es segura la vacuna contra el VPH?

La vacuna contra el VPH ha sido estudiada muy cuidadosamente y ha demostrado ser segura. En los estudios no ha surgido ninguna preocupación seria con respecto a su seguridad. Las reacciones comunes leves que fueron reportadas durante estos estudios incluyen dolor en el brazo en el que se puso la inyección, fiebre, mareos y náuseas.

Algunos preadolescentes y adolescentes —incluso los niños varones— pueden desmayarse después de recibir la vacuna contra el VPH o cualquier otra. Es por esto que los preadolescentes o adolescentes deberían sentarse o recostarse cuando se les ponga una vacuna y mantenerse en esa posición por unos 15 minutos después de la inyección. Esto puede ayudar a evitar un desmayo y cualquier lesión que podría ocurrir debido a eso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 5 =